India se está hundiendo cada vez más en la crisis de Covid-19. Esto es lo que necesitas saber


(CNN) - En febrero, parecía que India había controlado el Covid-19 , con casos diarios cayendo casi un 90% desde el pico de la primera ola el año pasado.

Ahora, el país está experimentando el peor brote del mundo. Los casos diarios han aumentado continuamente durante los últimos 10 días; el lunes, India informó 352.991 nuevos casos, rompiendo otro récord de la cifra más alta en un solo día a nivel mundial.

Sobre el terreno, estos números se traducen en una tragedia desgarradora Las fotos muestran a familias en duelo vestidas con trajes protectores completos en las cremaciones masivas, realizando los últimos ritos rodeadas de docenas de otras piras funerarias en llamas. Los hospitales se han quedado sin suministros médicos básicos y muchos pacientes mueren debido a la escasez de oxígeno. Los miembros de la familia conducen de clínica en clínica, buscando desesperadamente camas de UCI abiertas para sus seres queridos.

Un hombre realiza los últimos ritos de un familiar que murió de Covid-19, mientras otras piras funerarias se ven ardiendo durante una cremación masiva en Nueva Delhi, India, el 24 de abril.

El gobierno ha estado luchando por responder a la crisis, con países de todo el mundo ofreciendo ayuda. Pero por ahora, el brote no muestra signos de ceder y los expertos advierten que podría empeorar.

"Me temo que este no es el pico", dijo el lunes el Dr. Giridhara R. Babu, de la Fundación de Salud Pública de la India. "El tipo de datos que vemos, (estamos) al menos a dos o tres semanas del pico".

Otros dicen que India puede estar acercándose al pico ahora, antes que la estimación de Babu, pero con tantos enfermos y tan pocos suministros disponibles, el país verá muchas más muertes antes de que disminuya la segunda ola.

Esto es lo que necesita saber sobre la crisis en India.

Los casos comenzaron a aumentar a principios de marzo, pero se aceleraron rápidamente: el número de casos diarios a fines de mes había aumentado seis veces más que a principios de mes. Ese aumento exponencial solo ha continuado con mayor velocidad y severidad.

La segunda ola golpeó mucho más fuerte porque la gente no estaba preparada, dicen los expertos. La primera ola alcanzó su punto máximo en septiembre y los casos diarios disminuyeron de manera constante en los meses siguientes; la aparente recuperación parecía tan exitosa que el ministro de Salud del país declaró a principios de marzo que estaban "en el final del juego" de la pandemia.

Y la campaña de vacunación del país, una de las más grandes y ambiciosas del mundo, se puso en marcha en enero.

Los residentes relajaron las prácticas seguras de Covid, como el distanciamiento social, y las autoridades fueron más flexibles en su aplicación. Aunque algunos estados se mantuvieron cautelosos e hicieron preparativos para una segunda ola, nada de eso fue suficiente, y nadie previó la gran ola que se avecinaba.

"Nadie vio el alcance del aumento", dijo K. VijayRaghavan, principal asesor científico del gobierno indio. "A medida que descendía la ola anterior, todos teníamos la sensación de que esto era algo que se había abordado sustancialmente. Vimos señales de una próxima ola, pero la escala y la intensidad de la misma no estaban claras".

La crisis se agravó por la lenta respuesta del gobierno central. Aunque algunos ministros estatales y autoridades locales comenzaron a tomar medidas desde febrero, parece haber habido un vacío de liderazgo dentro del gobierno central, y el primer ministro Narendra Modi permaneció en gran parte en silencio sobre la situación hasta las últimas semanas.

Modi finalmente rompió su silencio la semana pasada, reconociendo la urgencia de la situación en un discurso a la nación, y lanzó una serie de medidas de emergencia para aliviar la carga sobre los estados y los hospitales. Pero para entonces, dicen algunos críticos, el daño ya estaba hecho.

¿Dónde está sucediendo?

Nueva Delhi, la capital nacional, se ha visto gravemente afectada por la segunda ola. El territorio de la unión de Delhi, donde se encuentra Nueva Delhi, fue bloqueado el 19 de abril. Desde entonces, el bloqueo se ha extendido hasta el 3 de mayo.

Los hospitales de Delhi informan de una escasez fatal de oxígeno. El 23 de abril, 20 pacientes críticamente enfermos murieron en el Jaipur Golden Hospital en Delhi después de que su suministro de oxígeno se retrasó siete horas, según el director médico del hospital.

"Todo lo que teníamos estaba agotado", dijo el Dr. DK Baluja. "El oxígeno no se suministró a tiempo. Se suponía que debía llegar a las 5 de la tarde, pero llegó alrededor de la medianoche. Las personas que estaban críticamente enfermas necesitaban oxígeno".

El estado occidental de Maharashtra también se ha visto muy afectado, con una serie de restricciones vigentes. Las reuniones públicas se han limitado a cuatro personas, y el transporte público en los distritos y dentro de las ciudades se ha limitado a servicios esenciales y "eventos inevitables" como funerales. Todo el estado está imponiendo cierres de fin de semana hasta fin de mes.

Varios otros estados que también informaron el mayor número de casos activos incluyen Kerala, Uttar Pradesh, Karnataka, Rajasthan y Chhattisgarh.

¿A quiénes afecta?

Aunque los pacientes actuales de Covid abarcan casi todos los grupos de edad, esta segunda ola parece estar infectando a los jóvenes más que antes, dicen los expertos.

"El virus y su segunda ola está afectando a la gente más joven, e incluso a los niños, de una manera que no lo había hecho en su primera ola", dijo Barkha Dutt, autor y periodista con sede en Nueva Delhi. "Hemos conocido a bebés de 18 días que luchan por sus vidas dentro de las UCI".

Parte de esto podría tener que ver con que India es un país joven, dijo el Dr. Lancelot Pinto, neumólogo consultor del Hospital PD Hinduja en Mumbai. La edad promedio de la población es de 27 años, lo que significa que cuando hay un virus que afecta a todo el país a una velocidad tan alta, "es probable que muchos jóvenes lleguen al hospital".

Existe la posibilidad de que el mayor número de pacientes más jóvenes durante esta segunda ola podría estar relacionado con el virus en sí, o sus variantes, pero simplemente no hay suficiente información o datos todavía para apuntar a una causa específica.

Sin embargo, la mortalidad más alta todavía se observa entre los pacientes de 70 años o más, dijo Babu de la Fundación de Salud Pública de la India, "lo que significa que debemos proteger a los ancianos brindándoles cuidados críticos".

¿Y las variantes?

Existe una correlación entre el aumento actual y el aumento de la "variante india", según los principales expertos en epidemiología del país.

"En Maharashtra vimos (la variante identificada por primera vez en India) subir, vimos un brote. Lo estamos viendo subir en Delhi, estamos viendo un brote", dijo Anurag Agrawal, director del Instituto de Genómica y Biología Integrativa. , en un seminario web el viernes. "Estas son correlaciones epidemiológicas muy importantes".

/span>

"También es importante tener en cuenta que estas variantes se han extendido mucho", dijo VijayRaghavan. "Constituyen, según algunas estimaciones, alrededor del 60% en un estado, Maharashtra". La proporción de casos variantes podría ser similar en Delhi, así como en otras regiones en las próximas semanas, agregó.

Los científicos todavía están estudiando la variante india y realizando la secuenciación del genoma para determinar qué efecto tiene la mutación, si es que tiene alguno.

Pero algunos expertos advierten que las nuevas variantes plantean un riesgo claro, observable incluso antes de que se hayan recopilado datos formales.

Las áreas congestionadas en las ciudades más afectadas que vieron niveles de anticuerpos de casi el 50% durante la primera ola ahora todavía informan tasas de positividad de más del 25%, dijo Babu. "Claramente, significa que cualquier protección contra la variante anterior no es realmente útil debido a que la variante más nueva se propaga más rápido".

¿Qué está pasando con las vacunas?

India está administrando dos vacunas a nivel nacional: la vacuna Oxford-AstraZeneca, conocida como Covishield en India, y su propia Covaxin, desarrollada conjuntamente por Bharat Biotech y el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR) administrado por el gobierno. A mediados de abril, India también aprobó la vacuna Sputnik V de Rusia.

El país inició su programa de vacunación en enero para los trabajadores de la salud y los grupos prioritarios, y celebró su día 100 el 25 de abril, con el objetivo de inocular completamente a 300 millones de personas para agosto. Pero el programa tuvo un comienzo lento, enfrentándose a problemas logísticos, así como a la vacilación de la vacuna entre la población, especialmente hacia Covaxin, que fue aprobado para uso de emergencia antes de que se publicaran los datos de eficacia de su ensayo de tercera fase.

Hasta el 25 de abril, India había administrado 140,9 millones de dosis de vacunas contra Covid-19, según el Ministerio de Salud.

A pesar de administrar la mayor cantidad de vacunas contra el coronavirus en el mundo después de Estados Unidos y China, India ocupa un lugar más bajo que muchos países en vacunación per cápita, según datos de CNN.

A principios de abril, el gobierno central dijo que aceleraría las aprobaciones de emergencia para las vacunas ya aprobadas por la Organización Mundial de la Salud o las autoridades de Estados Unidos, Europa, Gran Bretaña y Japón. Las empresas aún deben solicitar la aprobación en India, pero estarán exentas de tener que realizar pruebas de seguridad locales, lo que agiliza el proceso.

A partir del 1 de mayo, todos los residentes mayores de 18 años serán elegibles para la vacunación. Los proveedores privados de vacunación también podrán vender y administrar vacunas.

Pero los ministros estatales han criticado las nuevas medidas, señalando que simplemente no hay suficientes vacunas incluso si más personas se vuelven elegibles. El primer ministro de Bengala Occidental calificó la decisión como "hueca, sin sustancia y una lamentable demostración de evasión de responsabilidad por parte del gobierno central en un momento de crisis", y agregó que podría conducir a "mecanismos sin escrúpulos" con respecto a la fijación de precios en el mercado.

¿Qué está haciendo el gobierno?

El gobierno central entró en acción a finales de abril cuando quedó claro el alcance de la crisis.

El 20 de abril, en su discurso a la nación, Modi dijo que el gobierno estaba trabajando para entregar 100.000 cilindros de oxígeno nuevos a los estados y que estaba suspendiendo todo el uso de oxígeno con fines industriales para liberar el suministro para uso médico.

Se está trabajando para aumentar la cantidad de camas de hospital y construir hospitales Covid dedicados en algunas ciudades, dijo.

Los trabajadores de la salud llevan los cuerpos de las víctimas de Covid-19 fuera del hospital Guru Teg Bahadur en Nueva Delhi, India, el 24 de abril.

En su discurso, Modi instó a los estados a evitar imponer bloqueos si es posible, calificando tales medidas como la "última opción".

El ministro de salud de la India dijo el 24 de abril que el gobierno central ha proporcionado a Delhi más oxígeno "del que habían pedido" e instó a las personas a no buscar hospitalizaciones "con el más mínimo pánico; esto no es necesario".

Al día siguiente, Modi amplió los esfuerzos en curso, diciendo que su administración establecería 551 plantas de generación de oxígeno "en cada distrito para garantizar una disponibilidad adecuada de oxígeno".

El gobierno ahora está explorando cómo usar los ferrocarriles y la Fuerza Aérea de manera más efectiva para que los camiones cisterna de oxígeno lleguen a los centros locales lo antes posible.

¿Cómo ha respondido el mundo?

Los países de todo el mundo han dado un paso al frente para ofrecer una ayuda fundamental.

La administración Biden y el Departamento de Defensa de EE. UU. Desplegarán suministros y apoyo a India, incluido el envío de ventiladores, PPE, kits de prueba de diagnóstico rápido y terapias, según la Casa Blanca y altos funcionarios.

"Estados Unidos también está buscando opciones para proporcionar generación de oxígeno y suministros relacionados de manera urgente", según una lectura de una llamada entre los asesores de seguridad nacional de los dos países.

Estados Unidos tiene una prohibición temporal en vigor sobre la exportación de materias primas críticas para la producción de vacunas, pero la Casa Blanca anunció que la levantaría parcialmente al identificar "la materia prima específica que se requiere con urgencia para la fabricación india de la vacuna Covishield que estará disponible de inmediato para India."

El lunes, la Casa Blanca dijo que podría compartir hasta 60 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca, que EE. UU. Ha almacenado actualmente, con otros países en los próximos meses, suponiendo que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Emita una autorización de uso de emergencia para esa vacuna.

Sin embargo, un alto funcionario de la administración de Biden dijo que Modi no hizo una solicitud específica de vacunas cuando habló con el presidente Biden el lunes, y no está claro si las dosis de AstraZeneca no utilizadas se enviarán a India. Varios líderes mundiales han presionado a Biden para que comparta las dosis mientras otros países han luchado por aumentar las vacunas.

El Reino Unido también enviará 600 equipos médicos a India, incluidos concentradores de oxígeno y ventiladores, anunció el gobierno el domingo. La ayuda obedece a una solicitud directa de Modi al Reino Unido.

India también está importando 23 plantas y contenedores móviles de generación de oxígeno de Alemania, que serán transportados por aire y llegarán a la India en una semana. Los suministros se enviarán a hospitales militares que tratan a pacientes con Covid-19, dijo el viernes el Ministerio de Defensa de India.

El vecino Pakistán, que tiene una larga y hostil historia con India, anunció que proporcionaría "apoyo de socorro", incluidos ventiladores, equipo de protección personal y otra asistencia médica.

"Quiero expresar nuestra solidaridad con el pueblo de la India mientras luchan contra una peligrosa ola de Covid-19", dijo el sábado el primer ministro paquistaní, Imran Khan, en un comunicado. "Nuestras oraciones por una pronta recuperación se dirigen a todos los que sufren la pandemia", dijo Khan. "Debemos luchar juntos contra este desafío global que enfrenta la humanidad".

No hay comentarios: