Laguna colombiana corre riesgo de desaparecer por la falta de lluvias

 


La laguna de Suesca, en el departamento de Cundinamarca, al norte de la capital colombiana de Bogotá


La laguna de Suesca, en el departamento de Cundinamarca, al norte de la capital colombiana de Bogotá, se ha ido secando durante las últimas dos décadas debido al cambio climático.


La falta de lluvia ha provocado que el nivel del agua haya disminuido casi 90 % desde 2003. Esto es particularmente evidente en su lado sur, donde el lago antiguamente alcanzaba los cinco metros de profundidad.


El jefe de la unidad de desarrollo agropecuario de Suesca, Edgar Arturo Muñoz, explica que la laguna no se alimenta de ningún afluente, por lo que todo lo que almacena es de la época de lluvias.


Este cuerpo de agua, que ahora luce parcialmente desértico, pasó de tener 25.000 millones de metros cúbicos a 300.000. “Esta pérdida dañó el medio y afectó la economía local”, afirma Muñoz.


Un residente de las cercanías de la laguna, José Aníbal Velosa, asevera que esta situación ha afectado principalmente al turismo. “De pronto, las aves… aquí llegaban muchas garzas, muchas aves a posar. Hasta los pescados mismos se están muriendo por falta de oxígeno y de agua”, añade.


A este grave daño ambiental han contribuido los humanos con la deforestación por la tala indiscriminada de árboles y la práctica de agricultura no sostenible.


Las autoridades preparan un plan de acción para solventar esta crisis ambiental.


El gobernador Nicolás García realizó un consejo extraordinario en la zona e informó que se prevé realizar un mantenimiento en las alcantarillas cercanas que se encuentran obstruidas, adelantar un plan de manejo ambiental, preparar un estudio hidrogeológico e incrementar la vigilancia para impedir que se lleven a cabo actividades de minería ilegal. Fuente: RT


¡Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales! 

No hay comentarios: