El tiempo está pasando más rápido y los días ahora son más cortos

 Los guardianes del tiempo están frente a una encrucijada


los días están durando menos de 24 horas y deben decidir si borrar de sus cálculos los milisegundos que faltan o cambiar para siempre nuestro concepto del tiempo.


El tiempo vuela, esa ya no es solo una frase común, sino un hecho científico confirmado y documentado. Según científicos que monitorean los relojes atómicos que llevan registro de los días a niveles de milisegundos, el tiempo está pasando más rápido ahora que en ningún otro momento durante los últimos 50 años. ¿El motivo? La rotación de la Tierra se ha acelerado, por lo tanto los días son un poco más cortos que las concebidas 24 horas.


Este hallazgo representa un dilema para los expertos que consideran eliminar un segundo a los días para volver a alinear el paso del tiempo a la rotación de nuestro planeta. Si bien restar el llamado “segundo bisiesto” no se ha hecho nunca, 



sí se han sumado 27 segundos bisiestos desde 1970 con el fin de alinear los relojes atómicos con el tiempo solar. Eso se dio a raíz de que la Tierra se estaba demorando un poco más de 24 horas en completar una rotación, pero desde el año pasado se demora menos.



Desde 1960 los relojes atómicos llevan un registro muy preciso de la duración de los días y así descubrieron que durante los últimos 50 años la Tierra se está demorando un fracción más que 24 horas (86.400 segundos) en completar una rotación.


 Sin embargo, a mediados del año pasado esa conducta cambió y ahora los días son mas cortos que los 86,40 segundos de siempre. Por ejemplo, el 19 de julio de 2020, el día fue 1,4602 milisegundos más corto que las 24 horas y sus segundos. Ese fue el día más breve desde que se tiene registro. Antes de eso, el día más corto se había registrado en el año 2015, aunque su récord se rompió 28 veces en los últimos doce meses.


En promedio, los días hoy por hoy son 0,5 segundos por debajo de las 24 horas. La pérdida diminuta únicamente la detectan los relojes atómicos, pero no por eso deja de tener importantes implicaciones. Satélites y equipos de comunicación dependen en un tiempo exacto alineado con el Sol para determinar su posición ante las estrellas, el Sol y la Luna. Para ajustarse, 


Los encargados del servicio internacional de la rotación de la Tierra con sede en París han añadido en el pasado un “segundo bisiesto” a nuestros días.



La que fue una solución desde la década de los 70 ya no aplica, pues la Tierra ha disminuido su tiempo de rotación y no lo contrario; por lo tanto, jamás había existido la necesidad de restar un segundo bisiesto. Ahora el debate se centra en si se debe hacer el ajuste o no. Para la mayoría de los expertos, 


hace falta ver si el fenómeno se repite tantas veces como para justificar el cambio; otros creen que es el momento de eliminar por completo el concepto de los segundos bisiestos y de paso la idea de que el día debe de durar 24 horas exactas o mejor: 84.600 segundos.


De acuerdo con una de las máximas autoridades en el tema del tiempo, Graham Jones, del portal TimeandDate.com, antes del que comenzara este año, el día mas corto – desde que se tiene registro en 1973- había sido el 5 de julio de 2005 que estuvo 1.0516 milisegundo por debajo de las 24 horas. Sin embargo a mediados de 2020 se rompió ese récord 28 veces y se cree que será una tendencia que se mantendrá en el futuro. 


Mientras se resuelve el dilema del “segundo bisiesto” los encargados de los relojes atómicos los apagan por las fracciones de segundo necesarias para volver alinearse con el sol y evitar consecuencias, en especial en temas de comunicaciones y navegación.

No hay comentarios: