Devastadora enfermedad : Una extraña enfermedad está matando a los delfines está relacionada con el cambio climático

 

Devastadora enfermedad en delfines, causada por la disminución de la salinidad del agua

 
Una devastadora enfermedad de la piel que afecta a los delfines -que puede dejar hasta el 70% de cada uno de sus cuerpos cubiertos de lesiones- está relacionada con el cambio climático, según un estudio. 

 Los expertos estadounidenses y australianos encontraron que la «enfermedad de la piel de agua dulce» está asociada con un aumento en la frecuencia e intensidad de los sistemas de tormentas.
Las tormentas pueden traer cantidades tan grandes de agua de lluvia que disminuyen la salinidad de las aguas costeras hasta que se convierten en agua dulce, en la que los delfines no pueden vivir. 


 La condición de la piel resultante – identificada por primera vez en Luisiana en 2007, pero desde entonces se ha visto en zonas costeras de todo el mundo – causa lesiones irregulares y elevadas.
“A medida que el calentamiento de las temperaturas del océano afecta a los mamíferos marinos a nivel mundial, los hallazgos de este estudio permitirán una mejor mitigación de los factores que provocan brotes de enfermedades en las comunidades de delfines costeros que ya están bajo amenaza de pérdida y degradación del hábitat”, ha dicho, con optimismo, Padraig J. Duignan, uno de los autores de la investigación. 



 La enfermedad del agua dulce El estudio expone que la enfermedad causa heridas cutáneas graves y propensas a infecciones de especies fúngicas, bacterianas y de hongos, Esta dolencia, además, suele erosionar la piel y terminar en ulceración y necrosis hipodérmica, un proceso que es absolutamente doloroso para los delfines.



“Las roturas en la piel hacen que los delfines pierdan iones vitales y proteínas de sus cuerpos… así que cuando todo eso está rezumando de ellos, el agua fresca se precipita y provoca hinchazones y úlceras”, ha afirmado el investigador principal del estudio, Nahiid Stephens. “Los mata porque causa interrupciones de electrolitos en el torrente sanguíneo (de los delfines) y finalmente terminan con una falla orgánica”, añadía. En los últimos años,


 los casos de la infección se han registrado en estados estadounidenses como Alabama, Florida Luisiana Misisipi y Texas, pero también a lo largo de toda la costa australiana.

No hay comentarios: