Protestas se multiplican en Estados Unidos por la muerte de George Floyd



En la ciudad de Minnesota entró en vigor el toque de queda el viernes por la noche. La policía lanzó gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes que desafiaron la orden. AFP


El asesinato de este hombre afroamericano a manos de un agente de la policía de Minesota conmovió a los estadounidenses. Cientos de personas se reunieron en varios puntos del país, como frente a la Casa Blanca, en Washington, pero también en Nueva York, Dallas, Houston, Las Vegas, Des Moines, Memphis y Portland. En Atlanta, se quemaron coches de policía.

Las protestas por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano, a manos de la policía durante un detención en Minneapolis se extendieron a varias ciudades de Estados Unidos el viernes por la noche, a pesar de que la fiscalía acusó de homicidio a uno de los agentes implicados.


Cientos de personas se reunieron en varios puntos del país, como frente a la Casa Blanca, en Washington, pero también en Nueva York, Dallas, Houston, la ciudad natal de la víctima, o Las Vegas, Des Moines, Memphis y Portland. En Atlanta, se quemaron coches de policía.

En la ciudad de Minnesota entró en vigor el toque de queda el viernes por la noche. La policía lanzó gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes que desafiaron la orden.

La familia de Floyd, 46 años, a la que el presidente Donald Trump informó haber llamado, saludó la detención del policía como un primer paso "en el camino a la justicia", pero la consideró "tardía e insuficiente".

"Queremos una acusación por homicidio voluntario con premeditación, y queremos ver a los otros agentes (implicados) arrestados", afirmó la familia en un comunicado.


El policía que presionó con la rodilla el cuello de Floyd fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado, dijeron las autoridades.

El agente "Derek Chauvin ha sido acusado por la oficina del fiscal (...) de asesinato y homicidio involuntario", dijo el fiscal , Mike Freeman, a periodistas. 

Chauvin es uno de los cuatro agentes despedidos del cuerpo policial tras conocerse el video que muestra el arresto el lunes de Floyd por supuestamente tratar de pagar en una tienda con un billete de 20 dólares falso. El fallecido aparece esposado y acostado en la calle con la rodilla del Chauvin sobre su cuello por al menos cinco minutos.


Esas imágenes dispararon furibundas protestas en Minneapolis, donde cientos de tropas fueron desplegadas la madrugada del viernes tras la tercera noche de disturbios. La alcaldía de la ciudad impuso a en la tarde del viernes un toque de queda absoluto para evitar la repetición incidentes a partir de las 8:00 pm hasta la 6:00 am del sábado.

"Hemos estado chocando durante demasiado tiempo. Nos estamos muriendo, hermano, con la rodilla de alguien en el cuello cuando no hicimos nada (...). Así que eso es todo, hemos terminado. Hemos terminado. Hemos terminado. Quiero decir, ya estamos muertos, así que bien podríamos morir por la buena causa, ¿no?", dijo a la AFP un manifestante de Minneapolis que sólo quiso ser identificado por su nombre de pila, Chicago. 


Extendidas protestas
En una rueda de prensa, Trump dijo haber llamado a la familia de Floyd. 

"Hablé con miembros de la familia, gente excelente", dijo en la Casa Blanca. "Entiendo el dolor, entiendo el dolor. Esta gente realmente ha pasado por mucho. La familia de George tiene derecho a la justicia y la gente de Minnesota tiene derecho a vivir a salvo", afirmó.

Trump fue criticado por comentarios en Twitter en los que llamaba "matones" a los manifestantes y advertía que "cuando comiencen los saqueos, comenzará el tiroteo".  

El expresidente Barack Obama, el primer negro en llegar a la Casa Blanca, dijo compartir la "angustia" de millones de personas por la muerte de Floyd y que el racismo "no debería ser 'normal' en el Estados Unidos de 2020. No puede ser 'normal'".


"Arden redes sociales"
Las emociones han pasado las fronteras de Estados Unidos con llamados a la justicia para George Floyd que se han multiplicado en las redes sociales de varios países.

El caso evoca el de Eric Garner, un negro que falleció en 2014 en la ciudad de Nueva York después de haber sido asfixiado durante su detención por agentes de policía blancos. 

"Ya es suficiente", dijo el viernes su madre, Gwen Carr, en la ciudad de Nueva York. "Tienen que dejar de venir a nuestros vecindarios y aterrorizar y matar a nuestros jóvenes". 


El jueves, varios manifestantes se dirigieron a la casa de Derek Chauvin y marcaron con pintura roja la palabra "asesino" en la entrada.AFP
El policía Derek Chauvin, quien quedó registrado en un video asfixiando con su rodilla al afroamericano George Floyd el pasado lunes, fue finalmente arrestado tras días de incertidumbre sobre el caso y con una alta presión de la comunidad de Minneapolis sobre el alcalde Jacob Frey para impartir justicia por este episodio.

Chauvin, junto con los agentes Thomas Lane, Tou Thao y Alexander Kueng, están implicados en la investigación sobre la muerte de Floyd en lo que la comunidad local ha catalogado como un nuevo episodio de abuso policial contra la comunidad afroamericana en Estados Unidos. Después de que el caso se hiciera viral en internet, el Departamento de Policía de Mineápolis, responsable de los cuatro oficiales, anunció el despido de los implicados en el episodio, aunque no había presentado cargos contra ninguno de ellos.

El alcalde de la ciudad, Jacob Frey, muy consternado por el suceso desde un principio, había pedido que se presenten cargos contra Chauvin.

"Durante las últimas 36 o 48 horas me he estado preguntando una importante cuestión: Por qué el oficial que mató a George Floyd no está en la cárcel. Si lo hubieran hecho ustedes o si yo lo hubiera hecho, estaríamos tras las rejas ahora mismo", dijo Frey el miércoles en una comparecencia ante los medios.


No hay comentarios: