La NASA no descubrió un "universo paralelo" ¿Existe Un UNIVERSO PARALELO?



Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA) o Antena Antártica de Impulso Transitivo es un proyecto colaborativo de varias universidades. En los últimos días ha estado circulando por medios periodísticos una noticia falsa y sensacionalista sobre el supuesto «descubrimiento» de un «universo paralelo» donde «el tiempo iría para atrás».

El tema se presenta como un «descubrimiento de la NASA» (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos). Varias personas me han consultado al respecto, incluidos periodistas de La Nación de Buenos Aires, quienes han tenido el tino de consultar antes de seguir propagando semejante disparate.
Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA) o Antena Antártica de Impulso Transitivo es un proyecto colaborativo de varias universidades. En los últimos días ha estado circulando por medios periodísticos una noticia falsa y sensacionalista sobre el supuesto «descubrimiento» de un «universo paralelo» donde «el tiempo iría para atrás».

El tema se presenta como un «descubrimiento de la NASA» (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos). Varias personas me han consultado al respecto, incluidos periodistas de La Nación de Buenos Aires, quienes han tenido el tino de consultar antes de seguir propagando semejante disparate.

Permítanme aclarar el tema, ya que es casi un modelo de cómo se generan las fake news (noticias falsas) en la ciencia.

La información hace referencia a un experimento real: Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA) o Antena Antártica de Impulso Transitivo, en castellano. Se trata de un radiotelescopio formado por varias antenas que operan entre 0.3 y 1.5 GHz y colocado en un globo estratosférico que se lanza desde la Base Amundsen-Scott en la Antártica (la base está en el Polo Sur).

El propósito del experimento, que ha volado ya tres veces, es detectar neutrinos de muy alta energía. En el Polo Sur hay otro experimento para detectar neutrinos de energías más bajas: IceCube. En ambos casos se trata de hallar neutrinos que penetran la Tierra desde el otro lado, interactúan con material del núcleo de la Tierra y producen leptones, muones y taus dependiendo de la energía (son como electrones más pesados que viven muy poco y luego decaen).

Esos muones y taus viajan a través del hielo antártico y allí producen luz Cherenkov (que detecta IceCube) y ondas de radio (que detecta en principio ANITA). De esas detecciones puede reconstruirse la energía del neutrino original. IceCube ha detectado muchos neutrinos de energías de TeV (=1 ergio) y ANITA ha detectado dos eventos compatibles con neutrinos tau de 1EeV (=un millón de TeV) hasta ahora.

En las imágenes que acompañan este artículo se pueden ver una foto de ANITA, otra de la base Amundsen-Scott en la Antártica. y un esquema de cómo funciona la detección.

¿Qué tiene que ver esto con supuestos universos paralelos? Nada. ¿Y de dónde sale la fake news entonces?

De lo siguiente. En 2018 un equipo liderado por un científico de Hawái, P.W. Gorham publicó en la revista Phy. Rev. Lett. un artículo analizando datos de ANITA y concluyendo que habían detectado un rayo cósmico que había producido emisión en radio al atravesar la Tierra.

El rayo cósmico sería un neutrino tau de energía del orden de 1 EeV, aunque el ángulo y las características de la radiación no coinciden exactamente con la sección eficaz que se puede calcular con el modelo estándar de la física de partículas.
Permítanme aclarar el tema, ya que es casi un modelo de cómo se generan las fake news (noticias falsas) en la ciencia.

La información hace referencia a un experimento real: Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA) o Antena Antártica de Impulso Transitivo, en castellano. Se trata de un radiotelescopio formado por varias antenas que operan entre 0.3 y 1.5 GHz y colocado en un globo estratosférico que se lanza desde la Base Amundsen-Scott en la Antártica (la base está en el Polo Sur).

El propósito del experimento, que ha volado ya tres veces, es detectar neutrinos de muy alta energía. En el Polo Sur hay otro experimento para detectar neutrinos de energías más bajas: IceCube. En ambos casos se trata de hallar neutrinos que penetran la Tierra desde el otro lado, interactúan con material del núcleo de la Tierra y producen leptones, muones y taus dependiendo de la energía (son como electrones más pesados que viven muy poco y luego decaen).

Esos muones y taus viajan a través del hielo antártico y allí producen luz Cherenkov (que detecta IceCube) y ondas de radio (que detecta en principio ANITA). De esas detecciones puede reconstruirse la energía del neutrino original. IceCube ha detectado muchos neutrinos de energías de TeV (=1 ergio) y ANITA ha detectado dos eventos compatibles con neutrinos tau de 1EeV (=un millón de TeV) hasta ahora.

En las imágenes que acompañan este artículo se pueden ver una foto de ANITA, otra de la base Amundsen-Scott en la Antártica. y un esquema de cómo funciona la detección.

¿Qué tiene que ver esto con supuestos universos paralelos? Nada. ¿Y de dónde sale la fake news entonces?

De lo siguiente. En 2018 un equipo liderado por un científico de Hawái, P.W. Gorham publicó en la revista Phy. Rev. Lett. un artículo analizando datos de ANITA y concluyendo que habían detectado un rayo cósmico que había producido emisión en radio al atravesar la Tierra.

El rayo cósmico sería un neutrino tau de energía del orden de 1 EeV, aunque el ángulo y las características de la radiación no coinciden exactamente con la sección eficaz que se puede calcular con el modelo estándar de la física de partículas.

No hay comentarios: