Detectan movimiento sin precedentes en una falla sísmica en California capaz de producir un temblor de 8.0

En esta foto puede observarse el pavimento combado en un estacionamiento en Argus, California, después de los terremotos de Ridgecrest en julio.(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Qué es el "Big One", el devastador terremoto que espera California en la falla de San Andrés en cualquier momento.

Una falla importante de California capaz de producir un terremoto de magnitud 8 ha comenzado a moverse por primera vez en la historia, como resultado de la secuencia sísmica de este año de Ridgecrest que desestabilizó las fallas cercanas, dijeron científicos de Caltech en un nuevo estudio publicado en la revista Science el jueves.

En el registro histórico moderno, nunca se ha observado que la falla de Garlock de 160 millas de largo en el borde norte del Desierto de Mojave produzca un fuerte terremoto o incluso que se mueva - el lento movimiento entre sismos que causa una marca visible en la superficie del suelo. Pero las nuevas imágenes del radar satelital muestran ahora que la falla ha comenzado a moverse, causando un abombamiento de la tierra que puede ser visto desde el espacio.

“Esto es sorprendente, porque nunca hemos visto actividad en la falla de Garlock. Aquí, de repente, cambió su comportamiento”, dijo el autor principal del estudio, Zachary Ross, profesor asistente de geofísica de Caltech. “No sabemos lo que pueda significar”.


Las observaciones reportadas son otra pieza de evidencia que ilustra un mito ampliamente persistente que circula en California y más allá - que los terremotos como los temblores de Ridgecrest son de alguna manera algo bueno que hace que los sismos futuros sean menos probables. De hecho, en términos generales, los terremotos hacen que los sismos futuros sean más probables. La mayoría de las veces, los movimientos telúricos subsecuentes son más pequeños, pero algunas veces son más grandes.



No se puede predecir si la desestabilización provocará pronto un terremoto importante. En septiembre, el Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el escenario más probable es que los sismos de Ridgecrest probablemente no desencadenen un temblor mayor. Sin embargo, USGS manifestó que los terremotos de julio han aumentado las posibilidades de un sismo de magnitud 7.5 o más en las cercanas fallas de Garlock, Owens Valley, Blackwater y Panamint Valley durante el próximo año


Además, una falla progresiva provocada por un terremoto cercano no significa necesariamente que se aproxime un gran sismo. La punta más al sur de la falla de San Andrés ha sido tradicionalmente arrastrada en respuesta a temblores distantes, incluyendo el de magnitud 8.2 en la costa del sur de México en 2017, a casi 2.000 millas de distancia. “Pero eso no significa que la falla de San Andrés se apagó", dijo la geóloga de investigación de USGS Kate Scharer, quien no fue parte del estudio.


Un gran terremoto en la falla de Garlock tiene el potencial de enviar un fuerte temblor al Valle de San Fernando, Santa Clarita, Lancaster, Palmdale, Ventura, Oxnard, Bakersfield y el Condado de Kern, una de las regiones más productivas de la nación para la agricultura y el petróleo. Importantes instalaciones militares también podrían sufrir fuertes sacudidas, como la Base Edwards de la Fuerza Aérea, la Estación Naval de Armas Aéreas en China Lake y el Centro Nacional de Entrenamiento Fort Irwin. La falla está atravesada por dos de los suministros más importantes de agua del sur de California -los acueductos de California y Los Ángeles- y por carreteras críticas como la Interestatal 5, las rutas estatales 14 y 58 y la 395.

Comments System WIDGET PACK

No hay comentarios: