¿Qué impide a los científicos vencer al ébola?

Más de 40 años después de su identificación, el virus del ébola continúa desafiando las drogas, los planes de tratamiento y los mejores esfuerzos de los expertos para resolver sus misterios.

En los 25 años transcurridos desde que mi libro The Hot Zone rastreó la aparición de virus extremadamente letales, uno de ellos ha demostrado ser el más destructivo: el ébola. En este momento, el ébola ha matado a cientos de personas en la República Democrática del Congo, en el segundo brote más grande desde que se identificó el virus en 1976. El mayor, de 2014 a 2016 en tres naciones de África Occidental, dio lugar a casi 30,000 casos, casi la mitad de ellos fatales. Los fieros esfuerzos internacionales ayudaron a sofocar el ébola en ese momento, pero no hay garantías de que el virus (arriba) haya terminado con sus ataques a la especie humana. El ébola es difícil de detener por muchas razones complicadas (a continuación). Pero los científicos siguen intentándolo, y lo que aprendan nos preparará para enfrentar este virus, y posiblemente peor, en el futuro.

¿Por qué es tan difícil luchar contra el ébola?

1. Los requisitos de la vacuna.
La vacuna contra el ébola debe mantenerse fría. Pero en áreas tropicales donde hay poca refrigeración disponible, la vacuna puede volverse inútil rápidamente. Y todavía no tenemos una forma seca o no perecedera de la vacuna.

2. Restricciones y costos de nuevos medicamentos.
Existen medicamentos experimentales de ingeniería genética para el ébola, pero aún no está claro si serán ampliamente efectivos y lo suficientemente asequibles como para que sean factibles para el tratamiento en masa de las víctimas del ébola.

3. El fracaso de una técnica que detuvo virus pasados.
En 1966, durante un gran brote del virus de la viruela, los vacunadores probaron una técnica llamada vacunación en anillo con gran éxito: vacunaron a las personas en un anillo alrededor de la persona infectada. Esto atrapó al virus dentro de una pared de personas inmunes y detuvo su propagación. Pero los intentos de usar la técnica con el ébola han tenido problemas. La vacunación en anillo requiere un gobierno estable u otra autoridad que mantenga el orden civil. Las áreas con brotes de ébola en la República Democrática del Congo están controladas por milicias violentas que no permiten que los vacunadores hagan su trabajo.

4. Brechas en la comprensión de los científicos de cómo mata el ébola
El ébola sigue siendo misterioso. Es increíblemente agresivo en el cuerpo humano, pero los científicos aún no comprenden todos los mecanismos del virus. El gran estratega militar Sun Tzu dijo: "Conoce al enemigo". Todavía estamos conociendo el ébola. Cuando finalmente lo hagamos, sabremos los caminos para derrotarlo.

  

No hay comentarios: