Pascua sangrienta en Sri Lanka: atentados en iglesias y hoteles dejan más de 200 muertos

Entre los fallecidos hay al menos 35 extranjeros, afirman fuentes médicas. Papa Francisco se declaró cerca de "todas las víctimas de una violencia tan cruel".

De acuerdo con el balance más reciente de la Policía, al menos 207 personas murieron y unas 450 resultaron heridas este domingo en atentados contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua y cuatro hoteles de lujo en Sri Lanka.

Ante la gravedad de la situación, el gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y el bloque temporario de las redes sociales.

El balance de los atentados podría agravarse pues se registraron más de 300 heridos en estos ataques de una violencia inusual, que todavía no fueron reivindicados.

Ruwan Gunasekera, portavoz de la Policía, aseguró en una rueda de prensa: "No podemos confirmar si eran atentados suicida" y anunció que había tres personas detenidas.

Se trata del episodio más violento ocurrido en el país desde el fin de la guerra civil, hace una década.

Fuentes médicas indicaron que entre los fallecidos se encontraban ciudadanos británicos, holandeses y estadounidenses. Además en los heridos figuran británicos y japoneses. Un portugués también murió, según la agencia de noticias portuguesa LUSA.

Por la mañana, en Colombo, se produjeron ataques en tres hoteles de lujo y en una iglesia que causaron al menos 64 muertos, según una fuente policial.

Por la tarde, al menos dos personas murieron en una nueva explosión en un cuarto hotel, situado en Dehiwala, en la periferia sur de la capital. En Orugodawatta, al norte de Colombo, un kamikaze se inmoló en un edificio y mató a tres policías, según la policía.

En Negombo, al norte de la capital, 67 personas perdieron la vida en una iglesia y otras 25, en una iglesia de Batticaloa, en el este de la isla.

El papa Francisco expresó su "tristeza" ante estos "graves atentados, que precisamente hoy, día de Pascua, trajeron duelo y dolor a varias iglesias y otros lugares de reunión en Sri Lanka" y se declaró cerca de "todas las víctimas de una violencia tan cruel".

Por su parte, el presidente Donald Trump envió en un mensaje en Twitter las "sentidas condolencias de la gente de Estados Unidos a la de Sri Lanka por los horribles ataques terroristas". "¡Estamos listos para ayudar!" agregó.
Flag Counter

No hay comentarios: