Florence Lo peor está por venir, temen en Carolina del Norte.


El acto final de Florence aún podría provocar el domingo algo de su mayor destrucción.

"Vamos a ser amartillados", dijo Kevin Arata, portavoz de la ciudad de Fayeteville, Carolina del Norte. "Lo peor está por venir".

Una camioneta atrapada en una inundación en Jacksonville, Carolina del Norte.

No importa que Florence se haya debilitado a depresión tropical la mañana del domingo. Eso solo quiere decir que la velocidad de los vientos se redujo un poco. El verdadero peligro son las inagotables lluvias provocadas por Florence y las inundaciones históricas, que cada vez empeoran.

Florence ya ha dejado al menos 16 personas muertas en dos estados. Grupos de rescate formados por voluntarios y trabajadores de emergencia batallan para salvar a cientos de personas atrapadas por la creciente de las aguas.

Inundaciones provocadas por Florence en Trenton, Carolina del Norte. 


"De hecho ya rescatamos a más de 200 personas, y nos quedan unas 300 a 500", dijo el domingo el presidente de United Cajun Navy, Todd Terrell. "El agua está subiendo rápidamente.

No hay comentarios: